CARE Central Ashaninka del Río Ene

Vida Ene

En el año 2008 el Ministerio de Energía y Minas del Perú entregó a la empresa Pakitzapango SAC una concesión hidroeléctrica que se sobreponía en gran parte del territorio asháninka del Río Ene ver mapa. Luego de una serie de actividades de incidencia, la concesión fue anulada en el 2010. En noviembre del mismo año se otorgó un nuevo proyecto hidroeléctrico a la empresa Odebrecht, el cual ocasionaría grandes impactos ambientales en la zona y provocará el desplazamiento de más de 15 comunidades asháninkas del Rio Ene y Tambo. El proyecto ha sido denominado Tambo 40. ver mapa de proyección de la inundación.

El proceso se iniciaba de nuevo. Esta vez la concesión abarcaba menor área de la cuenca del Ene, pero incluía en uno de sus puntos, lo que parece ser el lugar estratétigo para la construcción de una represa: El pongo de Pakitzapango.

A inicios del año 2011 CARE inició una campaña por la lucha y la defensa del territorio de los asháninka del Río Ene, pronunciándose abiertamente en contra de la construcción de represas en la Amazonía. Esta lucha ha incluido entre muchos pronunciamientos, acciones legales, demandas y solicitudes de nulidad de las concesiones. En todas estas oportunidades el Estado Peruano nos ha respondido con evasivas y no ha sido contundente frente a la gran preocupación de nuestra gente y persistencia del Ministerio de Energía y Minas de seguir ofertando nuestro territorio para proyectos hidroelécticos con potencial venta al Brasil.

Actualmente ambas concesiones se encuentran “extintas” y Odebrecht en una carta del 25/10/2011 dirigida al Ministerio de Energía y Minas ha manifestado su desinterés de continuar con el proyecto ver carta. Sin embargo estos últimos meses seguimos encontrando indicios del interés de la trasnacional y del gobierno Brasileño sobre nuestro territorio.

Proyectos hidroenergéticos con Potencial al Brasil MINEM.

Esta campaña y el presente sitio servirán para mantenerlos informados de los avances de estas iniciativas que no han hecho más que alarmar y preocupar a nuestra gente. No olvidemos que los asháninka fuimos unos de los pueblos que sufrió la muerte y desaparición de más 12 mil ciudadanos peruanos, pretendiéndose ahora el sacrificio de otros miles para el beneficio de una economía (brasileña) que no es ni integradora ni con “inclusión social”. Este proyecto inundará las tierras de más de 10 mil ciudadanos asháninkas
Concesiones Hidroelectricas.

foto_acc3