CARE Central Ashaninka del Río Ene

Ruth Buendia Mestoquiari

Ruth

Mujer Asháninka y dirigente indígena proveniente de la Comunidad Nativa Cutivireni-Rio Ene, Satipo-Junín, Perú.

Luego de la época de la violencia social sufrida en la Selva Central a causa del terrorismo, fue desplazada desde su comunidad hasta la ciudad de Satipo, donde después de varios años, inició su apoyo y trabajo con las organizaciones indígenas, CARE (Central Asháninka del rio Ene) y ARPI SC (Asociación Regional de Pueblos Indígenas de la Selva Central), en las cuales tuvo la oportunidad de retornar a su comunidad a realizar trabajos con mujeres indígenas y jefes de comunidades. En el  2005, en un congreso Asháninka en el Ene, fue elegida como miembro transitorio de la organización CARE y en el 2006, fue elegida como presidente de dicha organización, siendo reelegida el 2009.

Ruth Zenaida Buendia Mestoquiari, nació en la comunidad nativa Asháninka de Cutivireni, ubicada en la cuenca del río Ene, provincia de Satipo, región Junín, que conforma la Selva Central del Perú.

Transcurrió su infancia y educación en medio de la comunidad, hasta que a la edad de 12 años, su padre Rigoberto Buendía, fue asesinado durante la época de violencia social (conflicto armado interno en Perú sucedido entre los años 1980-2000). Ella, junto a  su madre y hermanos, también sufrieron los desplazamientos forzados, situación que fue generalizada en toda la cuenca del Ene, debido a la cruenta violencia que desplegaba el terrorismo en aquella época.

Así se trasladó hasta la ciudad de Satipo donde transcurrieron varios años, antes de integrar la organización CARE. En el 2003 inicia trabajos voluntarios para CARE iniciando su apoyo con el proceso de registro y otorgamiento de documentos de identificación a las comuneras y comuneros indígenas de la cuenca Ene, las cuales se encontraban en proceso de repoblamiento o retorno a sus territorios luego de la violencia social o conflicto armado.

De esta manera, Ruth tuvo la posibilidad de retornar a su comunidad y conocer la realidad y situación de las demás comunidades del Ene, advirtiendo que estas se encontraban en situación de amenaza constante, no solo por las secuelas de la época de la violencia social, sino por la escasa presencia del Estado en la zona, las constantes invasiones territoriales a las comunidades nativas por migrantes de la zona sierra del Perú, quienes además implantan la siembra de hoja de coca y narcotráfico, y hace unos años las concesiones de sus territorios comunales para empresas petroleras e hidroeléctricas.

Mientras tanto, CARE aún no estaba consolidada no pudiendo hacer frente a éstos problemas que sufrían las comunidades, no tenía una oficina, ni tampoco equipos y era escasa la coordinación que realizaba esta organización con todas las comunidades del Ene, es más, las comunidades no conocían de esta organización, además no estaba inscrita formalmente ante los registros públicos del Perú, haciendo así, más difícil las coordinaciones con las instituciones del Estado y la sociedad civil.

En el 2005, en una asamblea ordinaria de CARE se expusieron estas dificultades institucionales, en la cual los comuneros presentes destacaron el trabajo desarrollado por Ruth Buendía en las comunidades como voluntaria, por lo que la eligieron como Presidente de una Junta Directiva transitoria para realizar toda la formalización de la organización. De tal forma, Ruth inició su labor como dirigente logrando no solo formalizar la organización, sino que también consolidarla enfocándose principalmente en la coordinación e integración de todas las comunidades del Ene, trabajando en cuatro temas importantes: gobernabilidad, territorio, educación y economía.

En el 2007, al terminar el período de la Junta Directiva Transitoria y en una Asamblea Asháninka del Ene, donde participaron por primera vez todas las comunidades nativas del Ene que ya conocían e integraban la CARE, eligieron a Ruth Buendía como presidente de la organización, junto a otros comuneros  para la Junta Directiva.

Actualmente, Ruth Buendía sigue conformando la presidencia de la organización indígena al haber sido reelegida por un período más (2013-2016). Desde su creación en 1994, la organización CARE viene realizando grandes esfuerzos con la finalidad de defender y poner en práctica los derechos de los Asháninka en el Ene.