CARE Central Ashaninka del Río Ene

Proyectos de Desarrollo en el Ene: Desafíos y Propuestas II

12 de Mayo, 2016

En los últimos años, CARE, como la mayoría de las organizaciones indígenas, ha venido trabajando, entre otras, como intermediario entre diversas ONG´s con sus respectivas iniciativas de desarrollo, y las comunidades asháninkas del río Ene. En muchos casos, estos proyectos han sido modificados de acuerdo a las sugerencias y recomendaciones que la Junta Directiva de CARE o de su equipo técnico. Esto ha permitido una mayor contextualización de los proyectos, asegurando así resultados positivos.

Adicionalmente, CARE tiene la posibilidad de negar el desarrollo de determinados proyectos, siempre que considere que su realización resultaría perjudicial para las comunidades. No se trata por supuesto de una decisión unilateral de CARE, sino más bien de una recomendación a las comunidades, y aquellas quedan finalmente libre de decidir. Sin embargo, la confianza en el juicio de la organización es grande y prevalece muchas veces.

Cómo puede una organización indígena, con recursos limitados (tanto monetarios como humanos) salir de esta situación pasiva, es decir, dejar de ser receptor de iniciativas y directrices de terceros, y empezar a tomar la iniciativa en el desarrollo de proyectos de investigación y/o desarrollo que han salido desde la propia casa y que responden directamente a las necesidades de sus comunidades.

Creación de un Área especializado

La CARE desarrolla desde el año 2013 diferentes actividades del proyecto DAS (Proyectos de Desarrollo Alternativo Satipo), con financiamiento de la Unión Europea. Dentro de las actividades previstas por este proyecto se encuentra la creación de un centro cultural, que finalmente recibió el nombre CIDI (Centro de Información y Documentación Intercultural). El propósito de esta nueva institución fue la colección, documentación y difusión de todo el material existente de CARE, y poder promover, por medio de este centro, la agenda y el trabajo de la organización. En otros términos; se trata formalmente de un área de comunicación más sofisticado y mejor implementado.

CARE, a través de la ubicación de personal especializado, pretende ahora canalizar la actividad del CIDI hacia la creación de una agenda de investigación propia, partiendo de la premisa de que cada proyecto de desarrollo requiere un sustento académico bien fundamentado.

El personal del CIDI no se dedica entonces únicamente a la colección de información, sino de estructurarlo y transformarlo en material digestible para investigadores de diferentes áreas. De esta forma se logra un primer paso; se crea información válida y sustentatoria para nuevos proyectos de desarrollo. La finalidad de este procedimiento consiste en asegurar que los proyectos se orientan en la misma información que maneja CARE, y de esta forma crear una mayor coherencia entre las actividades de la organización y los diversos proyectos de desarrollo. Es un primer paso hacia un mayor orden en el mosaico de miniproyectos, tal como lo habíamos denominado en la nota pasada.

Iniciativas de Investigación

Si bien podemos considerar la sistematización de la información un paso importante hacia una mayor incidencia en el diseño de los propios proyectos de desarrollo, debemos estar claro que el material incautado por el CIDI, la información que manejamos, es aún muy insuficiente. La razón por esta situación son principalmente dos;

  1. a) dentro de los lineamientos de los diferentes proyectos no se encuentra la actividad de recolectar información fresca, y
  2. b) el personal de CARE se ve en la obligación de cumplir los lineamientos y actividades de los proyectos, y no cuenta con tiempo, insumos o presupuesto necesario para encargarse de desarrollar la recolección de información de forma paralela a la ejecución de las actividades.

En pocas palabras; CARE no cuenta ni con presupuesto ni con el personal necesario para realizar iniciativas de investigación propios. Cómo puede CARE lograr aumentar su autonomía en el manejo de las iniciativas de desarrollo en las comunidades si le falta la información científica necesaria para la formulación de nuevos proyectos?

La clave para el desarrollo autónomo de proyectos de desarrollo se encuentra en la producción de nueva información científica.

Colaboración CARE-PUCP

CARE ha tomado la decisión de enfocarse en la producción de esta información científica. Sin embargo, ya hemos mencionado arriba que CARE no cuenta ni con presupuesto, ni con personal que pueda dedicarse a tiempo completo a la realización de proyectos de investigación.

El CIDI vuelve a cumplir un rol importante en esta nueva estrategia. En un trabajo coordinado con la Junta Directiva de CARE, el centro ha identificado, de acuerdo a las informaciones recopilado por el equipo técnico, pero sobre todo por las quejas y dificultades comunicadas por parte de los comuneros, los problemas más graves que sufren las comunidades asháninkas del Ene.

El resultado de este trabajo han sido “Líneas de investigación”. Estas Líneas han sido presentadas en un primer momento al grupo de investigación sobre temas amazónicos en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica del Perú, cuyo coordinador es Óscar Espinoza. Se concretizó este último martes una reunión entre el responsable del CIDI y el grupo de investigación en las instalaciones de la universidad.

La idea tras la presentación de las Líneas de Investigación a los investigadores es la siguiente; La CARE requiere de material propiamente académico, con la intención de poder utilizarlo como materia prima para nuevos proyectos. Al mismo tiempo sabemos que los investigadores requieren el contacto y las posibilidades de intervención en las comunidades. Adicionalmente sabemos que muchos investigadores estén con la predisposición de realizar investigaciones en beneficio de las comunidades, pero no están al tanto de sus necesidades. Las Líneas determinadas por CARE pueden orientar a los investigadores a optar por iniciativas de investigación que benefician a ambas partes.

Se trata por lo tanto de una alianza estratégica que resulta interesante tanto para CARE y el grupo investigador. El grupo de investigador tiene asegurado la relevancia de sus estudios, y cuenta con un acceso preferencial a los lugares de investigación. En base a los resultados de los proyectos de investigación desarrollados por el grupo investigador, CARE estará en mejores condiciones para diseñar proyectos con información fresca y específicamente relacionada a los principales temas de preocupación de nuestras comunidades.

Conclusiones

El camino hacia aun autonomía en la planificación y desarrollo de proyectos propios es aún lejos y difícil, aunque CARE considere importante perseguir este objetivo. La colaboración de la organización con diferentes instituciones de investigación es un paso de suma importancia en esta dirección. De esta forma logramos una mayor incidencia en el diseño de los proyectos, y coleccionamos simultáneamente información relevante para la solución de los problemas más urgentes de nuestra cuenca. El resultado de esta iniciativa debe ser, en algún momento en el futuro, el diseño y desarrollo de iniciativas de desarrollo que salen de nuestra propia casa, como avance en la Gobernanza de nuestros propios territorios.