CARE Central Ashaninka del Río Ene

La CARE comprometida en el fortalecimiento de la vigilancia indígena

19 de diciembre, 2017

Actualmente la zona del VRAEM sigue estando envuelta en un clima de violencia producto tanto del terrorismo como el tráfico ilícito de drogas. Cuando hacemos una mirada más minuciosa a la zona de la cuenca del Ene, principalmente a las comunidades asháninkas que la habitan, nos damos cuenta que la violencia no solamente es producto del terrorismo y el tráfico ilícito de drogas, sino que también se debe a la tala y distribución ilícita de los recursos maderables. Estos problemas generan invasiones constantes a territorios asháninkas que terminan en enfrentamientos entre los colonos y los pobladores asháninkas.

Esta problemática siempre ha sido analizada por la CARE y por eso uno de sus principales objetivos es seguir contribuyendo al fortalecimiento de la vigilancia indígena, para ellos realiza capacitaciones, entrega de títulos, entrega de resoluciones a los Comités de Autodefensa – CAD, entre otros, siendo todas estas acciones coordinadas con diversas instituciones estatales y privadas.

Lo que la CARE busca es que se respete el territorio indígena así como su sistema de gobierno y autodefensa. Un claro ejemplo son los Comités de Autodefensa, quienes son un órgano de gobierno de acuerdo a los estatutos de las comunidades, dependiendo directamente del pueblo indígena y no de las FFAA. Este órgano permite desarrollar actividades de autodefensa contra la delincuencia, evitar la infiltración del terrorismo y del tráfico ilícito de drogas, defenderse del ataque de éstos y servir de apoyo a las FFAA y la PNP en las tareas de pacificación y desarrollo socioeconómico en las zonas en las que operan, en este caso, las comunidades asháninkas.

Es así que la CARE estuvo entre el 4 y el 11 de diciembre en seis  comunidades asháninkas de la cuenca del Ene (Boca Saureni, Centro Meteni, Nuevo Repoblamiento, Saniveni, Pichiquía y Chiquireni)  entregando resoluciones a los CAD para institucionalizar su organización. De esta manera, durante el año, la CARE ya ha entregado 10 resoluciones de CAD a las comunidades nativas Samaniato, Caparocía, Potsoteni, Pichiquía, Chiquireni, Centro Meteni, Nuevo Repoblamiento, Saniveni y Boca Saureni. Faltando solo la entrega de la resolución de CAD a las comunidades nativas Puerto Ashánnka y Osherato.

Así la CARE muestra su determinación para continuar luchando contra la violencia en todas sus formas, respetando los órganos comunales, para lograr el desarrollo de las comunidades asháninkas, la paz social y el desarrollo.