CARE Central Ashaninka del Río Ene

Evaluando nuestra vigilancia indígena

21 de agosto, 2017

Durante la semana pasada tuvimos la presencia de del consultor especializado Antonio Rodriguez-Carmona, quien realizó una evaluación final externa al proyecto “Fortalecimiento de la vigilancia indígena para vencer la discriminación de los pueblos indígenas en decisiones sobre sus territorios” co-ejecutado entre la Central Ashaninka del Río Ene – CARE y la DAR entre los años 2015 y 2017.

La importancia de la realización de este proyecto radicó en poder concientizar a la población asháninka en la vigilancia de su territorio, acto que lo ha hecho durante siglos, ya que siempre han estado atentos al cuidado de sus bosques, costumbres, tradiciones, gobierno comunal, entre otros, sin embargo al no estar conscientes de qué medios utilizar para hacer una adecuada vigilancia, no tenían la capacidad de buscar aliados o instituciones necesarias para ejercer una correcta gobernanza y reclamar la eficacia de la tutela de sus derechos. Por tal motivo era de vital importancia institucionalizar un sistema de vigilancia indígena, el cual permitiría tener una mejor intervención y eficientes resultados al momento de ejercer una vigilancia en su territorio.

El territorio asháninka por muchos años se ha visto violentado, debido a donaciones, alquileres y ventas por parte de las mismas autoridades, quienes se dejaban influenciar por los aportes económicos que les ofrecían los colonos. Estos hechos no atentarían en contra de las comunidades nativas si hubiera una consulta previa a sus pobladores, sin embargo la mayoría de estas actividades se realizaban solo entre las autoridades y los colonos, obviando la opinión del resto de la población. Además el territorio de la población asháninka se ha visto en constante peligro debido al aumento del narcotráfico, ya que constantemente los mochileros cruzan su territorio con armamento generando temor en la población.

También se vio la necesidad de instalar una vigilancia indígena en salud y educación, debido a que se evidenció que muchos trabajadores estatales no cumplen adecuadamente sus funciones contribuyendo a la exclusión de la población. Y, por último se evidenció que debido al cambio climático y sus nuevas costumbres, los pobladores deben buscar la forma de activar su economía con la finalidad de lograr un desarrollo en su comunidad, sin embargo muchas de estas formas de economía generan perjuicio a las comunidades, por ejemplo se tiene venta de madera.  Se comprobó que estas problemáticas no eran informadas a la Central Ashaninka del Río Ene, o en caso de serlo, lo hacían a destiempo, no pudiendo ayudar a solucionar el problema o generando conflictos mayores entre las comunidades.

De esta manera se entendió que la solución al problema no era solamente implementar un sistema de vigilancia indígena si no se necesitaba un ordenamiento interno en la comunidad, así como un fortalecimiento a la organización CARE. De esta manera la CARE elaboró su Plan de Fortalecimiento, el cual se basó en 5 ejes temáticos: territorio, seguridad, educación, salud y economía. Siendo estos ejes temáticos la base para la implementación de un nuevo sistema de vigilancia en las comunidades indígenas.

Así se logra que en las comunidades haya un ordenamiento interno que permitió implementar un gobierno comunal con capacidad de gestión. Para lograr este fin se tuvo que modificar los estatutos comunales y los documentos jurídicos internos. También se fortaleció la sostenibilidad interna del sistema de vigilancia con la capacitación de los miembros de la Junta Directiva, ya que sus integrantes conforman el sistema de vigilancia indígena. Además se logró hacer incidencia en el GR Junín a través de la DRAJ para el reconocimiento, titulación y/o ampliación. Las acciones de vigilancia en educación y salud tuvieron como fruto la coadministración de ambos sectores con el objetivo de lograr una mejor protección de los derechos fundamentales de la población asháninka.

Para la evaluación del impacto del proyecto se realizaron las siguientes actividades:

  1. Reunión con la Junta Directiva de la CARE, donde se evaluó los logros del proyecto.
  2. Reunión con el equipo técnico que participó en el proyecto.
  3. Reunión con la junta directiva de la C.N.Potsoteni. se convocó a una asamblea en la comunidad nativa Potsoteni, donde el equipo técnico de la CARE presentó la línea de vida de la organización y los avances que se obtuvieron con el proyecto en las comunidades de la Cuenca del Ene.
  4. Reunión con la Junta Directiva y equipo técnico de la CARE.

Finalizado el proyecto la CARE ve la importancia de seguir reforzando la vigilancia indígena para poder ir cerrando las brechas existentes entre la comunidad asháninka y el Estado.